Seleccionar página

 

Seguir una dieta puede servir para perder peso a corto plazo, pero está comprobado que no es una buena solución a  medio-largo plazo.

Los estudios demuestran que las personas que siguen dietas restrictivas vuelven a coger el peso inicial cuando abandonan la dieta, y un porcentaje alto incluso lo supero (famosos efecto yo-yo). Cuando esto se repite ciclo tras ciclo nos alejamos cada vez más de una alimentación intuitiva y una relación sana con la comida.

Las dietas ponen en peligro la salud física y mental. Pueden provocar desequilibrios nutricionales o alteraciones hormonales. Además  cuando creemos que fallamos en esta  restricción dietética nos hace sentir mal, y a menudo son causa de depresión y pérdida de autoestima.

Hacer dieta genera ansiedad y culpa por la comida, esto conduce a compulsiones (pérdida de control) y por tanto aumento de peso.

La comida también tiene una función social. Estar a dieta  nos aisla de los demás a la hora de comer, nos priva de momento de compartir  y momentos de convivencia..

No estamos hechos para controlar nuestra dieta toda la vida, sino para vivir en sintonía con nuestra hambre, nuestra saciedad y nuestras ganas de comer.

Los profesionales de Un Peso Menos ofrecemos un apoyo alternativo a las dietas de adelgazamiento restrictivas y frustrantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
ATENCIÓN AL CLIENTE
Nuestro horario de atención es de 10 a 18 horas, si estas fuera de ese horario, deja tu mensaje y te responderemos lo antes posible.